Crema de Ortigas

Esta es una receta clásica, que se puede versionar de mil maneras. A mi especialmente me gusta ponerle un poco de nata vegetal de avena un poco de pimienta, aunque en esta ocasión te dejo la versión más terapéutica y acertada cuando tenemos alergias o como receta depurativa de primavera.

La primera vez que la hice fue en un curso con personas mayores en un pueblo de Karrantza, y nos fuimos primeramente a recolectarlas, con nuestros guantes de goma y un cubo. ¡Algunos se pusieron bolsas de plástico en las manos para recolectarlas, y he de decir que no es buen idea porque terminaron ortigados!

¡Lo pasamos genial de todas formas! On egin!

Ingredientes :

  • Un puñado de brotes y hojas tiernas de ortiga, bien lavadas.
  • 1 nabo grande.
  • 1 cebolla grande.
  • 1 litro de agua.
  • Una cucharada sopera de miso. ( mugui)
  • Aceite de oliva virgen ecológico.
  • Sal marina.

Elaboración :

  • Una vez recolectadas, introducir las ortigas en abundante agua y lavarlas con unos guantes.
  • Poner  abundante agua a hervir e introducir las ortigas y sacarlas inmediatamente después de unos segundos.
  • Pasarlas por agua fría y escurrirlas bien.
  • En una olla con un poco de aceite de oliva caliente, saltear las cebollas, cortadas en medias lunas finas, añadir un poco de sal marina y pochar unos minutos.
  • Añadir los nabos y las ortigas, saltear unos minutos más.
  • Añadir el agua y cocinar durante 15 minutos  con la tapa puesta.Triturar y  calentar de nuevo para añadir el miso.
  • Disolver bien sin que hierva y servir.